Búsqueda

Anime

Samurai Champloo

Samurai Champloo:

El Bestia, El Piola y La Chillona

 



Hace un tiempo, Cartón Network tuvo la ocurrencia de traer a Latinoamérica un Anime de una calidad, extrañamente superior a lo que estamos acostumbrados a ver en Tv abierta ( Y por Cable aquellos que no gozan de Locomotion ). Mucho tiempo había pasado desde que habíamos podido ver una serie que nos incitara a presenciar el siguiente episodio a pesar de las responsabilidades de ciudadanos comunes y corrientes. Debo confesar que desde Slam Dunk que no sentía ese bichito loco que me dice cada noche “Deja lo que haces y sintoniza monitos japoneses”.

Samurai Champloo ya era conocida por una gran cantidad de Otakus y Fans que alguna vez (cada vez mas lejana en el tiempo) gozaron con Rorouni Kenshin. Tal vez aquellos que no nacimos con el acceso a Internet, tuvimos que denigrarnos mas de la cuenta para conseguir algunos pocos capítulos en Japonés sin subtítulos. Afortunadamente gracias a la eficiencia de un informante en manipulación de información pude conseguirla de manera digamos; “Legal”.

Este Anime resulta ser una innovación frente a otras mierdas que han surgido últimamente en el cable (en Etc Tv se sigue viendo lo mismo desde el reventon de Hajime No Ippo).

Me atrevo a decir que no hemos visto nada parecido en la TV en general. Hay quienes no consideran a Samurai Champloo como una gran serie , de hecho hay algunos que ni la ven, pero también hay otros especimenes que darían un testículo por ser como Mugen.

 

 

A la mayoría de los “Nuevos Otakus” que han aprendido de a poco a ver Anime, no gozan con una serie como esta pues prefieren ver “Bidaman” u otra charcheta producida para niños.

Shinichiro Watanabe es el responsable de esta serie, ha sido director de obras como “Cowboy Bebop” (tal vez de ahí ese tinte de “Anime para adultos”), “A Kid Story” y “A detective story” , dos cortos que pudimos apreciar en Animatrix.

 

Watanabe tiene la particularidad de ser el “Tarantino del Animé” porque fabrica sus piezas a partir de aleaciones culturales, musicales y estéticas para dar forma a experimentos que han resultado con buena calidad la mayoría de las veces. Además después de formar parte de la productora Sunrise en Japón, se hizo cargo de la continuación de Macross (muy wena por lo demás) ; Macross Plus. El tinte de Jazz, Cine Negro , la acción de los 50 y los diacrónicos guiños culturales que da en su dirección, funcionan de una manera casi refrescante, y el mejor ejemplo de esto es Samurai Champloo.

“Samurai Champuru” o “Shimoigusa Champloos” es el nombre original de esta fabulosa obra. Fue estrenada el 19 de mayo del 2004 en Fuji Tv y Cartón Network ha sido el único medio de emisión en toda América Latina (Con un doblaje muy fiel y acertado por lo demás) que se ha dignado a transmitirla.
26 son los episodios que se encargan de narrar la historia de Fuu, una muchacha que trabaja en una casa de té , la cual es destruida en la pelea entre Mugen, Jin y los guardaepaldas del Daikan del pueblo. Mugen y Jin son condenados a muerte y la muchacha Fuu, logra ayudarlos a escapar de tan grave situación, y juntos se embarcan tras la pista de un extraño “Samurai que huele a semillas de girasol”.

 

 

Hasta ahí, la trama no tiene nada del otro mundo, lo que empieza a sazonar toda la historia, es el choque de personalidades de cada uno de los personajes, y el misterio de su pasado que se irá develando episodio tras episodio. Mugen, es un violento e irónico vagabundo que, al parecer, se ganaba la vida asaltando barcos. Siempre busca una excusa para poder disfrutar de una pelea que valga la pena y de aprovechar de “darle un latigazo al animal” si es que la situación se lo permite, su egocentrismo lo hará cometer cagazo tras cagazo que le darán a la historia un toque de humor bastante rotundo.

 

Su extraño estilo de combate no tiene calificación dentro de mis arcas del conocimiento de las artes marciales (zaaaa), pues es algo así como una matonería bien grande y break dance a patadotes. Jin, por el contrario, es un Samurai errante muy frío, silencioso y digno blanco de diversos guerreros de su antiguo Dojo que lo acusan de ser el responsable de la muerte de su propio maestro. Fuu, es la muchachita del grupito, posee un estomago insaciable y un sentido de unión pocas veces visto. Hará lo imposible por intentar llevar una convivencia aceptable entre los tres, intentará afianzar la tormentosa “amistad” entre Mugen y Jin y los obligara a llevar una tregua permanente para poder cumplir su promesa

Samurai Champloo posee un humor que, si bien no es “negro”, podríamos calificarlo de “Adulto”. La Simpleza en su estética y la movilidad de las secuencias de combate pueden dejar chico a los largos e interminables encuentros de Kenshin con su manga de enemigos. Volviendo al punto de vista diacrónico del asunto, se pueden ver vestigios de elementos del Japón actual en una trama y contexto enmarcadas en el Japón de la etapa Edo. La banda sonora posee una carga bastante grande al Hip-hop y al Soul, extremadamente acertada para ubicar el ambiente callejero y peligroso de los suburbios de todo el Japón en su viaje a Nagasaki.


Samurai Champloo adquiere meritos por tener un buen director y una calidad estética excepcional. Sale de los cánones de todo el “Nuevo Anime” (ese bien cargado al retoque 3D), y eso es lo que nos gusta ver. Cosas nuevas fuera de lo común

 

ARTICULO DE EL MANGAKAC

 

Sitio web oficial

 

Trailer

 

 

 

 


elmangakac
Publicado por
elmangakac
2007-05-07 23:49:14

LEGION.cl - La unión del cómic y la animación